Cargando...

Alcanza el compromiso de tus trabajadores

Tomado de Equipos & Talento


Algunas empresas aún no se han dado cuenta de la importancia del compromiso de los empleados. Pero cada vez quedan menos dudas de que es una ecuación rápida y sencilla: más compromiso, más trabajo y mejor productividad. Una reciente encuesta, elaborada en Estados Unidos, muestra que sólo el 30% de los empleados está realmente comprometido con su puesto y en consecuencia, dando lo mejor de sí para la empresa.


Así pues, las empresas tienen un largo 70% de recorrido para mejorar este hecho, que es fácilmente extrapolable a otros países. Victor Lipman, colaborador de Forbes, ofrece tres vías concretas por las cuáles las empresas pueden invertir en el compromiso de sus empleados y en consecuencia, incrementar su productividad.


1. Relacionar directamente y a todos los niveles el resultado personal con el de la empresa. Es mucho más importante el cómo se desempeñan las tareas que qué tareas propiamente se desempeñan. Si los empleados participan, aunque sea un mínimo, de los beneficios de la empresa, sentirán que su trabajo diario tiene un impacto directo en el resultado de la empresa. Y además de sentirse más recompensado, su desempeño será mejor.

2. Ofrecer opciones claras de desarrollo profesional y promoción interna.Los empleados con talento quieren mejorar continuamente, y las organizaciones tienen el deber de reconocerlo y la oportunidad de vincular ese desarrollo al de la propia empresa. Los empleados que más vinculados y más agradecidos se sienten para con su organización son aquellos en los que en algún momento de su carrera, la empresa les ha demostrado que creía en ellos. Además esto dura para siempre, incluso cuando la persona ya no esté en esa empresa.


3. No reservar los programas de liderazgo sólo para la alta dirección. En ese 70% de empleados que no se sienten comprometidos, una gran parte reporta a supervisores o a mandos intermedios, muy pocos se relacionan directamente con la alta dirección. Así que ofrecer estas habilidades sólo a la alta dirección es mantener ese conocimiento en un entorno muy reducido, y prácticamente innecesario. Invertir en mandos más cercanos al grueso de trabajadores reportará beneficios directos en el compromiso de los empleados que estos gestionan.


Por supuesto, como cualquier inversión, estas tienen un coste, pero los beneficios que reportan posteriormente los superan con creces. Porque no hay nada más valioso para la cuenta de resultados de una empresa que unos empleados comprometidos con el resultado.

Deja un comentario


*


Subir