Cargando...
esfuerzo

Cuatro acuerdos en las ventas: Haz tu máximo esfuerzo

Como lo hemos venido comentando en los dos artículos anteriores, el doctor Ruiz, a través de su libro Los cuatro acuerdos, asegura que para uno ser feliz en la vida debe adoptar unos sencillos pero eficaces acuerdos. Es decir, el hecho de tener una vida plena se basa en cuatro aspectos fundamentales, los cuales hemos estado comentando y, además, hemos demostrado su pertinencia en el mundo de las ventas.

Los primeros dos acuerdos son no hagas suposiciones y sé impecable con tus palabras. Veamos qué nos dice el tercer acuerdo:

Haz siempre tu máximo esfuerzo. Este acuerdo nos alerta, como se puede suponer, acerca de que debemos tratar de hacer siempre todo lo que esté en nuestras manos, en todas las actividades en las que nos comprometamos. Pero no solo eso, ya que esa afirmación o consejo también nos alerta que debemos conocer nuestros límites, por lo que no debemos hacer más de lo que podamos.

Este acuerdo, entonces, señala que debemos hacer cosas que sean el producto de haber realizado nuestro máximo esfuerzo posible, pero sin sobreestimarnos. Si hacemos siempre lo que podamos nunca podremos recriminarnos ni arrepentirnos de nada. Se trata de conocer nuestras posibilidades y dar siempre lo mejor de nosotros. Y esto es, filosóficamente, bien importante. Te pongo un ejemplo del valor que tiene hacer nuestro máximo esfuerzo para sentirnos bien con nosotros mismos: Cuando comencé el proceso de internacionalización de mis conferencias y de mi libro, a veces, llegué a sentir cierta frustración, cierta ansiedad, porque los tiempos para lograr las ventas durante este proceso, que para mí era novedoso, no eran los mismos que tenía antes, en mi mercado conocido. Eso pudo hacerme sentir que no estaba logrando las metas que me había propuesto, al menos al ritmo al que estaba acostumbrado. Pero al aplicar este acuerdo de “hacer mi máximo esfuerzo” y me medirme a mí mismo, me di cuenta de que, en efecto, estaba haciendo todo lo que estaba a mi alcance, que había sido consecuente con lo que yo publico y predico, entonces no hay nada de lo que pueda arrepentirme, ni puedo sentirme mal conmigo mismo, porque me queda la tranquilidad de saber que las metas que he obtenido son el resultado de mis mejores esfuerzos.

Porque yo creo que lo peor, en la vida y en las ventas, es quedarse con el remordimiento de que pudimos haberlo hecho mejor y, por negligencia o flojera, no lo hicimos. O que pudimos haber intentado con más ahínco, con más esfuerzo, lograr algo y no lo logramos porque nos rendimos de manera prematura. Entonces, como puedes ver, querido lector, este acuerdo es clave en las ventas, pero lo es más aún en la vida. Buscar hacer siempre el máximo esfuerzo. Es la mejor manera de aceptar con tranquilidad el resultado de nuestras gestiones.

En el próximo artículo culminaremos esta serie que dedicamos a ese maravilloso libro titulado Los cuatro acuerdos, y su aplicación en las ventas.

Deja un comentario


*


Subir
× ¿Cómo podemos ayudarte?