Cargando...
color

Cómo la psicología del color influye en tus clientes

Nuestros cerebros están configurados para responder al color y, para los gerentes o dueños de negocios modernos, es necesario utilizar esto a su favor. Entender su valor y sus influencias fisiológicas y psicológicas es muy importante cuando se trata de persuadir a un público.

“El marketing no es una batalla de productos sino una batalla de percepciones” – Al Ries

Más allá de lo fisiológico o instintivo, el ser humano reacciona a los colores según su contexto social y, por supuesto, dependiendo de la cultura, existen ciertas variaciones, por ejemplo: el blanco es el color del matrimonio en las sociedades occidentales, pero es el color de la muerte en China. En Brasil, el púrpura es el color de la muerte. El amarillo se relaciona a lo sagrado para los chinos, pero connota tristeza en Grecia y celos en Francia.

Como lo demuestran las investigaciones, es probable que las preferencias personales, las experiencias, la crianza, las diferencias culturales y el contexto a menudo dificultan determinar el efecto que los colores individuales tienen sobre nosotros.  La idea de que los colores como el amarillo o el morado son capaces de evocar algún tipo de emoción hiper-específica es tan exacta como  la predicción de loteria promedio. Sin embargo, esto no quiere decir que el color no influye, lo que es difícil precisar es exactamente cómo.

Existen muchísimos estudios al respecto. En un estudio sobre el impacto del color en el marketing, se determinó que hasta el 90% de los juicios rápidos hechos sobre los productos pueden basarse únicamente en el color, pero dependiendo del producto publicitado y su adecuación con el producto.

En cuanto al papel que juega el color en la marca, los resultados de otro estudio muestran que la relación entre las marcas y el color depende de la percepción de la adecuación del color que se utiliza para la marca en particular. Estudios adicionales han revelado que nuestros cerebros prefieren marcas inmediatamente reconocibles, lo que hace que el color sea un elemento esencial si queremos grabarnos en las mentes de las personas.

Un estudio titulado “Rojo emocionante y azul competente” también confirma que la intención de compra se ve muy afectada por los colores debido a su efecto sobre cómo se percibe una marca; los colores influyen en cómo los clientes ven la “personalidad” de la marca en cuestión.

Como todo en la vida, la cuestión no es tan sencilla. Afirmar, como suele hacerse, que un color equivale o suscita una emoción es una simplificación del asunto. La verdad es que el color es demasiado dependiente de las experiencias personales para ser universalmente traducido a sentimientos específicos.

Para  hacerlo debemos estudiar tratar de comprender la respuesta al color de  los distintos grupos sociodemográficos de los que se compone el mercado para apalancarse sobre este conocimiento.

Cuando se trata de elegir el color “correcto”, las investigaciones han concluido que predecir la reacción de grupos específicos de consumidores a un determinado color idoneidad del color es mucho más importante que el color individual que se elija.

En otras palabras, ¿se ajusta el color a lo que se vende y a quién se vende? El éxito de un producto, tienda o estrategia de mercadeo no es tan influenciado por el esquema de color elegido, sino por la forma en que sus clientes objetivo reaccionan a ella. ¿Es la tienda dirigida a los adolescentes? ¿a los de treinta y tantos? ¿Personas mayores?, ¿de bajo o alto poder adquisitivo?.

Pero no todo está perdido. Existen unos  lineamientos generales sobre qué colores connotan qué significados.  La psicóloga y profesora de Stanford Jennifer Aaker ha realizado estudios sobre este mismo tema, y su artículo titulado “Dimensiones de la Personalidad de la Marca” señala cinco dimensiones fundamentales que juegan un papel en la personalidad de una marca.

 

 Mira la infografía en su tamaño original

 

5 dimensiones de la personalidad de la marca.jpg

JUAN ANDRÉS CARDERERA

Originalmente publicado en el Blog de Elemetrica

Deja un comentario


*


Subir