Cargando...
ciudadanos

Ser ciudadanos en sintonía con el futuro

En uno de sus estupendos textos, mi buen amigo Héctor Torres nos dice que «el futuro se está asomando y lo menos que tenemos que hacer es ponernos en sintonía con él» y en las reflexiones que me generó esa lectura, me preguntaba sobre la mejor forma de sintonizar con ese futuro de manera asertiva y eficaz.  Sin duda alguna creo que lo primero que debemos hacer es prepararnos para ser ciudadanos de un país y no meros habitantes de un territorio.

En mi artículo anterior les comentaba sobre la gente decente.  ¿Basta ser decente para ser ciudadano?  Me parece que no.

Cuando hablamos de ciudadanía, lo primero que nos viene a la mente son los deberes que ésta conlleva.  Y eso está bien, porque para ser ciudadano debemos cumplir con nuestros deberes: estudiar, trabajar, votar, pagar impuestos, cumplir con las leyes, asumir compromisos.

Sin embargo, pocas veces pensamos en los derechos que tenemos como ciudadanos.  Porque la ciudadanía es poder.  Un poder que solo se puede ejercer desde la participación en los diferentes espacios en los que convivimos: familia, escuela, trabajo, vecindad.  Participar en la comunidad es vital para coordinar y promover acciones colectivas que nos proporcionen beneficios comunes.

Ha quedado suficientemente demostrado que ser indiferente ante la realidad ya no es una opción.  El futuro que se está asomando nos exige dejar de lado posiciones individualistas y apáticas.  Estar en sintonía con ese futuro significa asumir el compromiso de ser proactivos y movilizarnos en beneficio de nuestra comunidad.

No basta, entonces, con cumplir y respetar las leyes.  La clave es involucrarnos.   Participar en los temas que atañen a nuestra comunidad. Identificar problemas comunes y proponer soluciones.  Contribuir con tiempo, talento y recursos a favor de nuestra comunidad.   Aportar nuestras herramientas – todos las tenemos y todas son valiosas – para ayudar a construir un entorno grato y lo suficientemente sólido para que no sea vulnerado por engaños o aprovechado para intereses personales y no colectivos.

Te invitamos a prepararte desde ya para ejercer el poder de la ciudadanía: Venezuela merece ciudadanos responsables, comprometidos, informados y conscientes de sus derechos y deberes.

Deja un comentario


*


Subir
× ¿Cómo podemos ayudarte?