Cargando...
Covid-19

Covid-19 y resiliencia organizacional

Ante el impacto indiscutible del Covid-19, se identificó la necesidad de que las organizaciones aumenten la resiliencia empresarial y ayuden a garantizar el bienestar de la comunidad mediante la adopción de herramientas y prácticas de colaboración virtual.

En este sentido, encontré un interesante informe de la empresa Deloitte – que habla de cómo incrementar dicha resiliencia – y que me permito resumir a continuación.

Es probable que las empresas que habían adoptado previamente el trabajo remoto mantengan sus operaciones y respondan con rapidez a las demandas que implica el COVID-19. Estas empresas definen el trabajo como algo que hacemos, no como un lugar al que vamos. Como resultado, estas organizaciones están mejor preparadas para continuar ofreciendo el mismo servicio a sus clientes.

Lo que una empresa puede hacer a corto y largo plazo para adaptarse y progresar en este entorno de incertidumbre

Líderes y empleados pueden mantener la actividad empresarial mediante las siguientes prácticas:

  • El compromiso con todas las partes de la empresa.
  • Impulsar el trabajo remoto siempre que la actividad de la empresa lo permite.
  • Promover la comunicaciones internas fluidas.
  • Incrementar el soporte tecnológico.
  • Promover la comunicación con clientes y consumidores.

Para implantar una estructura sólida y garantizar un plan de actuación, se debe:

  • Crear un comité de crisis a los efectos de dar respuestas centralizadas.
  • Monitorear todas las actualizaciones y normas relacionadas con la salud.
  • Evaluar los posibles impactos en la actividad de la empresa, así como los riesgos financieros y de mercado.

Nuevas capacidades para el futuro del trabajo

A medida que van gestionando la crisis del Covid-19, las empresas ya se están preparando para afrontar futuros riesgos o amenazas, implementando algunas nuevas prácticas:

covid-19 1

  • Análisis de las capacidades requeridas para escalar el trabajo en remoto.
  • Evaluación de las capacidades digitales de la organización para comenzar una transformación a mediano plazo.
  • Identificación de las herramientas, sistemas y prácticas requeridas para trabajo en remoto más efectivo.
  • Estudios de experiencia de usuario con los empleados a fin de determinar cómo construir un lugar de trabajo adecuado, sin importar dónde se encuentren.
  • Uso de lo aprendido para impulsar inversiones en tecnología que ayuden a minimizar los riesgos futuros.
  • Medir el éxito de las medidas implantadas para garantizar una mejora continua.

La transformación del trabajo, el talento y el lugar de trabajo

Según Deloitte, las organizaciones deben reforzar su resiliencia futura enfocándose en estos tres conceptos. Esta visión es a mi juicio muy interesante y retadora

covid- 19 2Trabajo

En un mundo digital, los robots y las personas trabajarán conjuntamente
gracias a los avances en robótica y otras tecnologías.  A medida que la automatización se vaya implantando y demuestre su eficiencia, las personas centrarán su actividad en trabajos relacionados con la innovación, la creatividad y la resolución de problemas.

Talento

En el futuro, las organizaciones identificarán, atraerán e involucrarán a las personas con las habilidades y experiencia adecuadas para lograr su misión y propósito. Una organización estará compuesta por muchos tipos de profesionales que trabajarán desde cualquier parte del mundo. El aprendizaje continuo respaldará la capacitación necesaria en toda la fuerza laboral para abordar la escasez de talento.

Lugar de trabajo

El espacio de trabajo combinará los entornos físicos y virtuales y ofrecerá una identidad empresarial consistente a todo tipo de empleados, proveedores y otros actores implicados. Las herramientas y plataformas de colaboración permitirán tener la misma experiencia de trabajo con independencia de la ubicación.

Deja un comentario


*


Subir
× ¿Cómo podemos ayudarte?