Cargando...
cerebro

Sobre los dos lados del cerebro

Como lo comentamos en el artículo anterior, los conocimientos sobre el funcionamiento de nuestro cerebro, se fueron ampliando en la medida en que la neurociencia fue profundizando sus estudios sobre el tema. De esta manera, nuevos estudios nos permitían hacer una radiografía más minuciosa de ese complejo órgano.

Ya sabíamos, por ejemplo, que lo que llamamos cerebro es realmente un “cerebro triuno” compuesto por tres cerebros, cada cual con su función específica. Esto explica que seamos capaces de ejecutar acciones de manera automática, es decir, que no requieran de ejercicio intelectual alguno. Como respirar. O correr. O alejarse del fuego. Cuando estamos al lado de una gran pared que comienza a temblar, la decisión de ponernos a resguardo de ella no pasa por una elaboración mental compleja, sólo actuamos. Ese instinto, ejecutado por nuestro cerebro reptil, es autónomo con respecto a las actuaciones del cerebro neo córtex y hasta del límbico. Igualmente, enamorarnos es un asunto que para nada es racional y cuidar de nuestros hijos no pasa por una decisión calculada.

Esos son algunos ejemplos que ilustran la independencia de cada uno de nuestros cerebros en nuestras acciones cotidianas, los cuales demuestran claramente que, no por ser un animal pensante, todo lo que hace el hombre es necesariamente producto de una decisión racional.

Los estudios científicos han seguido descubriendo datos acerca del cerebro, que siguen revelando lo fascinante que resulta este órgano. Como por ejemplo que ese centro supervisor de todo el sistema nervioso y causante de todo lo que percibe y hace nuestro organismo voluntaria e involuntariamente, es una masa compuesta por un número de entre 10 y 15 millones de neuronas, que representa entre el 1 y el 2% de nuestro peso total.

También, que el cerebro consume el 20% de la energía de un adulto, mientras que este consumo energético se puede elevar hasta el 60% en los niños, lo que demuestra que la curiosidad y la imaginación son tareas arduas que requieren de una enorme cantidad de energía. Es decir, que en el caso de los niños, por ser el más elocuente, nos encontramos que el cerebro, un órgano que apenas alcanza el 2 % de su peso, es el causante del consumo de hasta un 60% de la energía de su organismo.

Otro hallazgo importante en cuanto al funcionamiento de nuestro cerebro, es el de la bilateralidad. Es decir, el descubrimiento de que poseemos un cerebro izquierdo, que es donde radica la habilidad numérica, el lenguaje escrito, el razonamiento matemático, el lenguaje hablado, la habilidad científica y el control de la mano derecha; y un cerebro derecho, que controla la perspicacia, la percepción tridimensional, el sentido artístico, la imaginación, el sentido musical y el control de la mano izquierda.

Esto indica que, además de los tres cerebros ya conocidos, los cuales manejan diversos aspectos de nuestra vida cotidiana, tenemos que el neo córtex divide a su vez las tareas a él asignadas en dos grupos bien diferenciados: el cerebro izquierdo, que maneja los aspectos matemáticos, secuenciales y financieros, entre otros; y el cerebro derecho, que controla la parte creativa e imaginativa.

Esto nos permite inferir que, de acuerdo a nuestras profesiones, oficios o habilidades y destrezas naturales que poseemos, podemos decir que tenemos mayor desarrollo de uno de los dos cerebros. De esta forma, un escritor o un músico, por ejemplo, se apoyarían más en su cerebro derecho, y un ingeniero o un contador lo harían más en el cerebro izquierdo. Debido a esto, se habla de personas de dominancia izquierda o de dominancia derecha, lo cual no tiene nada que ver con ser zurdo o diestro, sino con el lado del cerebro que tengamos más desarrollado.

Todos estos nuevos hallazgos han sido de enorme utilidad para aplicarlo en los estudios relacionados con la capacidad de influir, o la influencia. En el siguiente artículo conversaremos sobre ciertos experimentos de mercadeo aplicados a la luz de estos conocimientos.

Deja un comentario


*


Subir
× ¿Cómo podemos ayudarte?