Cargando...
Sobrevivir

Recomendaciones para sobrevivir en el mercado actual

Quiero resumir para ustedes un artículo leído en Forbes sobre la diferentes estrategias comerciales que pueden implementar las pymes y que podrían significar la diferencia entre sobrevivir, prosperar o fracasar en tiempos difíciles

Todos, en mayor o menor medida, hemos “sido víctimas” de la transformación laboral a la que nos ha obligado la pandemia y después de más de un año todavía se sienten las consecuencias económicas. Según informa  Harvard Business Review , los pronósticos para 2021 incluyen la disminución del 13% al 32% en el comercio de mercancías; una reducción del 30% al 40% en la inversión extranjera directa y una caída del 44% al 80% en los viajes aéreos internacionales.

Aunque el impacto continúa en desarrollo, es necesario preguntarse sobre las lecciones que se pueden aprender y las oportunidades que se pueden aprovechar porque – créanme, amigos- no hay crisis de la que no podamos sacar por lo menos un beneficio.  Es aquí donde la gente de Forbes nos invita a pensar en:

Modificar rápidamente el modelo de negocio.

Aunque la pandemia ha presentado desafíos sin precedentes, una encuesta global reciente de  McKinsey  revela que más de la mitad de los ejecutivos encuestados creen que las condiciones económicas globales mejorarán en los próximos seis meses. Si bien las perspectivas son esperanzadoras, no significa que las empresas puedan o deban volver al estatus quo.  Para seguir siendo rentables y sobrevivir, las empresas necesitan encontrar nuevas formas de hacer negocios, lo que en muchos casos significa una estrategia comercial diferente.

Ya sea operando a escala local o global, la pandemia ha hecho que las empresas se den cuenta de la importancia de poder modificar rápidamente su modelo de negocio para hacer frente a los cambios en el comportamiento de compra.

No dar nada por sentado

“Ahora no es el momento de dar nada por sentado”, dice Karl L. Buschmann, director ejecutivo del International Trade Club of Chicago (ITCC). “Es un nuevo mundo de incertidumbre. Lo que es probado y verdadero ya no lo es». Muchas empresas lo descubrieron de primera mano cuando no tenían otra opción que reinventarse.

Un ejemplo que todos conocemos es la industria de los restaurantes. Muchos establecimientos que nunca pensaron en ofrecer comida para llevar ahora lo hacen con regularidad cada vez mayor.

Asimismo, muchas empresas manufactureras – en su carrera por sobrevivir – se han reestructurado para producir equipos que han escaseado. Desde pequeñas tiendas de muebles hasta grandes corporaciones como GM y Boeing, las empresas han fabricado productos para combatir el Covid-19, incluidos ventiladores, equipos de protección personal (PPE), hisopos nasales e incluso cunas de hospitales de campaña.

Aprovechar las oportunidades

Como resultado de la pandemia, el comercio electrónico ha experimentado un aumento masivo. Según el Índice de Economía Digital de Adobe, el gasto en línea en abril y mayo del año pasado fue de $ 153 mil millones.

«Ya sea B2B o B2C, las culturas de todo el mundo están adoptando cualquier cosa en línea». «La tecnología ha hecho posible que las personas compren y vendan en el extranjero más fácilmente que nunca» dice Angelo Passalacqua, director ejecutivo de BURG Translations, Inc.

Las empresas deben centrarse más en la experiencia del cliente, lo que requiere una sabia combinación de la forma en que solían ser las cosas (de persona a persona) con las demandas de compras en línea de hoy. “Se trata de crear una buena relación mediante un enfoque híbrido de automatización y toque personal”, explica Scott Snyder, fundador y director ejecutivo de Sellution.

Cuando escuchamos «comercio electrónico», tendemos a pensar en B2C; sin embargo, este modelo de ventas también sirve a las empresas B2B. Al igual que sus homólogos B2C, la personalización es importante en el mundo B2B.

La opinión de Dan Neiweem, cofundador y director de la firma de servicios digitales Avionos es que “para generar el mayor valor, las empresas B2B deben comprender verdaderamente a sus clientes y sus requisitos, para lo cual deben abordar su estrategia de comercio electrónico y su portal digital como lo haría una empresa centrada en los servicios, proporcionando tanto un servicio en línea como un apoyo estratégico continuo de un ser humano, y fusionar ambos sin problemas”.

No permitir que una recesión económica trastorne su negocio

Para mantener su empresa funcionando con la máxima eficiencia y rentabilidad, hay algunas cosas que debe hacer durante cualquier recesión económica:

  • Revisar todas las fuentes de ingresos y buscar problemas y soluciones que estén bajo su control,
  • Organizar reuniones de equipo para obtener una visión interna de lo que está sucediendo.
  • Ser creativo con nuevas iniciativas y encontrar personas que ayuden a iniciarlas.

Aunque los efectos que el Covid-19 ha tenido en las empresas continuarán desafiándonos durante algún tiempo, también ha permitido que aquellos que están dispuestos a hacer movimientos audaces aprovechen nuevas oportunidades. Nos ha demostrado con qué facilidad Internet permite que desaparezcan las fronteras geográficas, abriendo la puerta a oportunidades comerciales en todo el mundo que le permitan sobrevivir a nuestro negocio.

 

Deja una respuesta


*


Subir
× ¿Cómo podemos ayudarte?