Cargando...
escribe

Escribe mejor, vende más

Cuando visitas a tus clientes, ¿vas sin peinarte, con los zapatos sucios o la ropa arrugada? Con toda seguridad responderás que no. Jamás le darías una pésima impresión a tu cliente. La mala noticia es que eso es lo que pasa cuando se escribe un anuncio para servicios o productos en las redes sociales, sin cuidar la ortografía.

Las redes sociales convirtieron la palabra escrita en la primera carta de presentación de una persona, por tanto tu redacción y ortografía inciden tanto en la credibilidad de tus anuncios de productos o servicios, como en tu reputación personal.

Si algo te hace perder credibilidad al instante es un error ortográfico en un anuncio. Pues al notarlo (y créeme que lo notarán), los potenciales clientes asociarán tu marca con la falta de profesionalismo.

Si alguien no presta atención a la hora de redactar su anuncio, que es lo primero que vemos de ese producto o servicio, ¿cómo podemos creer que sí será cuidadoso a la hora de elaborar ese producto o prestar ese servicio? Quien hace las cosas bien, las hace bien desde el principio.

Investigando un poco, encontré una entrevista a Charles Duncombe, director del grupo Just Say Please, de Gran Bretaña, quien además dirige sitios de internet de viajes, teléfonos móviles y ropa. Esta entrevista, concedida por el Sr. Duncombe a la BBC Mundo, es del año 2011 cuando todavía no estaban en su apogeo las ventas por Internet. Resumo sus interesantes afirmaciones:

  • La mala ortografía es un problema serio para la economía en línea.
  • Los errores de gramática y ortografía pueden disminuir a la mitad las ventas de un sitio web.
  • Un análisis de las cifras de un sitio web con faltas de ortografía reveló que esto puede reducir las ventas en línea hasta en un 50%.
  • Cuando vendes o comunicas algo en Internet, el 99% del tiempo lo haces por medio de la palabra escrita.
  • A la hora de contratar personal se ha visto sorprendido “por la mala calidad de su inglés escrito”.
  • El gran problema para las empresas en línea no es la tecnología, sino la búsqueda de personal que sepa escribir correctamente.
  • Es posible identificar el impacto específico de un error de ortografía en las ventas: midió los ingresos de sus visitantes a una página con un error y halló que el ingreso fue dos veces mayor luego de que el error se corrigió.

Las herramientas de autocorrección que en principio pueden ser una solución, también crean problemas cuando hay palabras que aunque estén bien escritas, no son las que queremos utilizar. Por ejemplo: “el médico”, “él medicó” en ambos casos está bien escrito y la autocorrección no lo señalará como error; solo quien escribe sabrá cuál frase es la correcta, dependiendo del contexto en que lo hace.

En este sentido Marga Cabrera, profesora universitaria, coordinadora del libro “Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales”, opina de forma tajante: “Antes de escribir en cualquier medio, lo primero que hay que hacer es saber escribir”.

En mi próximo artículo, haré una recopilación de los errores más comunes en los anuncios de las redes y la forma correcta de redactarlos.

Recuerda: la ortografía no solo es aprender que “antes de p y b, se escribe m”.

 

Diana Rodríguez Russill

Asesora editorial

ditextos@gmail.com

IG @ditextos

Deja un comentario


*


Subir