Cargando...

Recursos Humanos en las empresas financieras

En la actualidad hay una gran cantidad de expertos examinando la transformación de las empresas financieras y la mayoría estudia el impacto que las nuevas tecnologías tienen en las finanzas y en la creciente competencia afronta el sector bancario por parte de nuevos actores como las fintech o las bigtech.

Antes de continuar, es importante puntualizar qué es la industria financiera. Se trata de las empresas e instituciones que prestan servicios financieros a clientes comerciales y minoristas. Este sector está compuesto por bancos, compañías de inversión, compañías de seguros y compañías inmobiliarias y su impacto en la economía es muy importante como para no tomarlo en cuenta. Las instituciones financiera eficientes disminuyen costos y riesgos de producir y comerciar con bienes y servicios por lo que contribuyen en gran medida con la elevación del nivel de vida.

Se habla mucho de big data, inteligencia artificial, blockchain o digitalización; temas claves en el progreso del sector financiero, pero no podemos olvidar que las entidades financieras, por mucho que se apoyen en la tecnología, están organizadas y dirigidas por seres humanos.

Por ejemplo, aunque los bancos inviertan grandes sumas en tecnología, si estos cambios no van acompañados por una nueva visión en la gestión de recursos humanos, es probable que no tengan éxito.

Para reinventar la banca es necesario que la base principal de los cambios esté asentada en una gestión diferente de los recursos humanos. La nueva cultura organizativa y de gestión a implementar tendría que incluir la eliminación de funciones previas que se tornaron obsoletas y, crear otras que tengan sentido en el nuevo entorno de finanzas digitales.

En definitiva, las entidades financieras no se pueden transformar digitalmente sino existe al mismo tiempo o incluso previamente una transformación “cultural” del factor humano y esta transformación pasa por contar con empleados creativos e innovadores que apliquen dichas cualidades de forma continua dentro de la organización.

En este sentido, la remuneración es un factor clave. Para incentivar al empleado a que se forme, aprenda continuamente y tenga una alta motivación es necesario que tenga la certeza de que podrá acceder a una mayor remuneración.

El cambio acelerado que viven el sector financiero no es una tendencia que durará poco tiempo. Al contrario, el cambio permanente será una constante que hará que los productos que se lancen queden obsoletos en poco tiempo por lo que las instituciones financieras deberán ser capaces de impulsar y desarrollar la innovación en los miembros de su plantilla.

“El futuro de las entidades bancarias dependerá del grado de liderazgo que la institución tenga en la innovación y esto sólo se conseguirá si toda la organización está alineada con esta meta. Dicho liderazgo debe impregnar a todos de los miembros de la organización, ya que la generación de valor puede provenir de cualquier miembro de la plantilla con independencia de su posición jerárquica. En consecuencia, las estructuras organizativas clásicas no sirven para el nuevo modelo de banca y, por tanto, se debe acometer una transformación radical en sus estructuras de gestión y dirección de recursos humanos”.

Para ello se recomienda:

·        La dirección y los mandos intermedios deben mostrar cercanía con el empleado de base para que toda la organización, desde el presidente hasta el último empleado, estén totalmente alineados con esta nueva “cultura organizativa”.

·        El director de recursos humanos debe ser un actor clave en la transformación digital de los bancos, sin delegar todo el peso de esta en el director tecnológico. Del mismo modo, este último debe estar también alineado en lo que a gestión del equipo humano se refiere.

·        Cada empleado debe estar muy orientado al detalle. No se puede pasar por alto que la banca es un entorno muy competitivo y dinámico y la diferencia entre unas entidades y otras la marcarán por los pequeños detalles.

·        El nuevo empleado de banca deberá ser versátil, creativo, crítico, ágil, flexible y en constante aprendizaje. Esto implica desaprender las prácticas que se tornaron obsoletas.

TENDENCIAS DE RR.HH. EN LAS EMPRESAS FINANCIERAS

Diversidad

Anteriormente, el sector financiero ha estado dominado por los hombres. Ahora, la industria financiera se está centrando en atraer a las mujeres jóvenes más brillantes con el potencial de alcanzar niveles superiores en la compañía.

Cada vez hay más iniciativas en marcha para que esto suceda. Esta tendencia hacia la diversidad implica que los gerentes de recursos humanos en las empresas financieras a menudo participan en eventos, presentaciones y discusiones en línea. Necesitan encontrar formas creativas de llegar a grupos diversos para luego, animarlos a aspirar a puestos más altos.

Ciberseguridad

Un hecho que afecta a las instituciones financieras es el aumento de las amenazas y riesgos en Internet. En los últimos años han sucedido gran cantidad de ataques a operaciones de empresas financieras en los que los datos de la cuenta bancaria y de la tarjeta de crédito de miles de clientes de algunos bancos han sido robados por los hackers. La amenaza del robo de datos da paso a nuevos actores en esta industria: especialistas en ciberseguridad. La ciberseguridad ahora es de suma importancia para los bancos y las empresas financieras y requiere que se incluya un nuevo conjunto de habilidades cuando RR.HH. está buscando empleados.

Digitalización

La interacción bancaria es cada vez más digital y las personas prefieren hacer sus operaciones mediante la banca móvil en lugar de ir al banco a hacer filas.   Los equipos de RR.HH. ahora contratan empleados que ayuden a desarrollar el servicio de banca móvil: sin embargo todavía son necesarios empleados como recepcionistas o cajeros y encargados para el segmento que prefiere hacer sus transacciones de forma presencial.

Retención

Es un hecho que algunos los trabajadores bancarios dejan sus empleos, aunque estén bien remunerados, porque consideran sus labores monótonas y aburridas.  Este es uno de los grandes desafíos que enfrentan los equipos de RR.HH. tienen que trabajar para cambiar la forma en que los trabajadores bancarios perciben sus trabajos. Los equipos de recursos humanos se están centrando en hacer que las oficinas sean más divertidas mediante la introducción de gamificación.

¿QUÉ CAMINO SEGUIR?

En The power to perform: Human capital 2020 and beyond, la empresa PricewaterhouseCoopers establece siete prioridades clave para garantizar que la estrategia laboral y cómo se ejecuta sean adecuadas para el futuro:

  • Reconstruir la confianza y redefinir la marca del empleador para atraer y retener a la fuerza laboral del mañana.
  • Desarrollar modelos dinámicos de oferta/demanda de mano de obra para prepararse para la fuerza de trabajo del futuro.
  • ·Maximizar el potencial de los ‘intercambios de talento’ digitales para promover una mejor correspondencia entre los ‘compradores’ de talento y los ‘vendedores’.
  • Rediseñar los planes de estudio académicos y modernizar el aprendizaje y el desarrollo corporativos para construir una fuerza laboral adaptable.
  • ·Digitalizar el lugar de trabajo para impulsar el aumento de la productividad de la fuerza laboral.Integrar el análisis de datos de capital humano en las decisiones empresariales prioritarias
  • ·Rediseñar el marco de trabajo (capacidades, roles y salarios) para tener en cuenta los nuevos modelos de negocio y la tecnología disruptiva.

Con información de ww.pwc.comwww.forbes.comhttps://careerstargroup.com

Deja una respuesta


*


Subir

× ¿Cómo podemos ayudarte?